ESPAÑOL
ENGLISH
DÓNDE COMPRAR
RECETAS
PRODUCTOS
LA MORENA
LA SAZÓN DE LA MORENA
CONTACTO
FOOD SERVICE
ESPAÑOL
ENGLISH
DÓNDE COMPRAR
REGÍSTRATE
INGRESA
sazón y tradición

HOME  >  LA SAZÓN DE LA MORENA  >  Chiles y salsas: la gastronomía de la Revolución

Chiles y salsas: la gastronomía de la Revolución
El conflicto armado hizo que los chiles y las salsas se convirtieran en la base alimenticia de nuestro país.
11
NOV
Chiles y salsas: la gastronomía de la Revolución
Después de la Independencia (época en la que platillos como los chiles rellenos y los chiles en nogada irrumpieron con fuerza en la cocina local), México vivió un proceso de europeización culinaria que se detuvo al comenzar la segunda década del siglo XX. En ese instante, chiles y salsas dieron lugar a la gastronomía de la Revolución.

En 1910, comenzó un movimiento político-militar que, además de transformar la atmósfera socioeconómica del país, causó estragos en los hábitos gastronómicos de la población y los soldados que participaron en la lucha armada.

La escasez de ingredientes y la falta de tiempo para cocinar recetas de gran complejidad provocaron que las ‘Adelitas’ (chefs, enfermeras y guerreras de la época) hicieran de los chiles y las salsas la base alimenticia del México revolucionario.

 

En LA MORENA, te invitamos a conocer más sobre el tema. Durante la Revolución, la necesidad de nutrir a pobladores y combatientes propició que las también llamadas ‘soldaderas’ (independientemente de los instrumentos bélicos) se armaran con ollas de barro y petates, y se convirtieran en ingeniosas cocineras, cuyos insumos principales eran semillas, especias, distintas variedades de chile y, desde luego, tortillas.

Los chiles más utilizados durante aquel lapso fueron:

*Los chiles verdes

*Los chiles chipotle

*Los chiles anchos

*Los chiles pasilla

*Los chiles guajillo

Todos ellos sirvieron como materia prima para la creación de salsas exquisitas, presentes en platillos como la discada, la barbacoa, el mole y las enchiladas.

Se comenta que, entre todos los insumos culinarios de la Revolución, los chiles se distinguían por su gran accesibilidad, lo que explica su importancia en la cocina de guerra.

La historia también señala que la lucha revolucionaria fue el escenario ideal para la aparición de nuevas preparaciones como el mole blanco y los burritos.

La salsa del mole blanco fue resultado de una mezcla de ingredientes extraña pero suculenta: chocolate blanco, chile güero, almendras peladas y semillas de ajonjolí esencialmente.

Los burritos –que básicamente son guisos envueltos en tortillas de maíz o harina de trigo– surgieron, según se sabe, de una complicación culinaria: mantener la comida a la temperatura correcta mientras se calentaban las tortillas.

Carnes, verduras y los propios chiles se convirtieron en el relleno de estos nuevos productos gastronómicos, que sirvieron como aliciente para la población y los contingentes en batalla.

Por todo lo anterior, es correcto señalar que la gastronomía de la Revolución está llena de chiles y salsas. Si quieres recrear la sazón de tan compleja temporada, puedes usar los la variedad de productos que en LA MORENA tenemos para ti.

Anímate a intentarlo en el aniversario 106 del movimiento, que tendrá lugar el próximo 20 de noviembre.





NOTAS RELACIONADAS

JUN 08, 2016
Consiente a papá con unas tradicionales botanas

De la admiración que una chica norteamericana sentía por su valeroso padre nació una celebraci... Leer más



FEB 03, 2016
Sorprende a tu familia con todo tu amor y sazón
La atmósfera ha comenzado a impregnarse de un aroma exquisito y entrañable, que comunica la presen... Leer más